Economia Real ®

El coste de oportunidad de estar en la zona de confort

Está tremendamente de moda la zona de confort de los empleados, de las empresas, de las instituciones, pero en ocasiones creo que se infravalora o se malinterpreta tanto el significado que tiene como la magnitud y alcance. En términos porcentuales más del 75 % de las empresas están en la zona de confort, por ende los empleados y esto de traspasa a los clientes proveedores y demás partners que convivan con la empresa.

El estar en la zona de confort es permanecer como si esta no fuera para nosotros, sin invertir en el bien más preciado: las personas, sin sacar jugo al verdadero talento, dando la espalda al valor y no optimizando la verdadera potencia empresarial, expresando el balance emocional de la empresa fuera de el alineamiento empresarial, dejando atrás magnitudes exponenciales que pueden dar el verdadero "punch" empresarial.

El mantener la empresa sin cambios, sin invertir en intraemprendurismo, sin generar nuevos productos, sin librar más mercados (tanto desde el punto de vista target como desde el punto de vista geográfico), sin dar cabida a nuevas políticas económicas, de comunicación empresarial. Dará lugar a empresas obsoletas, sin frescura, oscuras de posibilidades, y sin el dinamismo necesario para afrontar los momentos actuales....

 

 

Y es que nos hartamos de decirle a los empleados que abandonen el espacio de confort, dejando detrás nuestros deberes sin hacer, tenemos grandes cambios a materializar, somos dueños de nuestro destino y este no lo hemos elegido nosotros, pero si que tenemos muchas cosas que hacer, las vamos a enumerar, pero como en todo listado dejaremos cosas sin comentar no por ser importantes, pero si por no hacer excesivamente largo el artículo, cambiar es cuestión de todos y como en todo proceso de transformación tiene que ir alineada toda la organización:

1.- Buscar mercados nuevos, productos nuevos y no parar de crear, las caídas en ventas solo pueden paliarse con nuevos productos, nuevos mercados o bien nuevos clientes. Aumentar el catálogo de referencias, con productos nuevos depende de nosotros, depender geográficamente de otros mercados más diversificados puede ser mucho menos arriesgado y no depender de un solo producto o productos que signifiquen gran parte de nuestras ventas puede ser muy positivo. Vamos a intentar tener una diversificación de clientes productos y mercados adecuados.

2.- El intraemprendurismo: motiva, genera nuevos productos, nuevo talento, no tengamos miedo a rodearnos de gente talentosa, aunque en ocasiones tengamos que dejar pasar el testigo a gente que tenga nuevas ideas y que fortalezca la empresa, hace unos días en un proceso de cambio me dijo un socio de una empresa familiar: " Estoy deseando que la empresa la lleve una persona, que por méritos propios sea capaz de hacerla andar con ese nuevo producto que el mismo ha creado". Y es que la sabia nueva florece, solo tenemos que darle oportunidades y dejar emerger el talento que lo existe, es enorme pero hay que saberlo detectar.

3.- Hacer generar la meritocracia, en nombre de oportunidades laborales y posibilidades reales, así como expectativas ciertas, este punto es muy perverso y se elimina si no sabemos gestionarla adecuadamente o cuando se hacen cosas totalmente en contra de este principio. El verdadero talento se obtiene por personas talentosas, si tenemos gente mediocre en puestos de mando, acabará siendo una organización mediocre y con pocos ascensos. "A la persona no talentosa no le gusta el talento, por que puede llevarse por delante su puesto".

4.- El poner a cada directivo en su puesto y con la capacidad de organizar, de comunicar, de establecer las políticas, tiene que estar guiado, comunicado y establecido dentro de un plan director que hay que seguir y tiene que ir en consonancia con los puntos antes indicados.

Si estamos en línea, tenemos los elementos diferenciadores, tenemos que poder comunicar, establecer, coordinar todo, y esto se puede hacer emerger, está claro que en el primer batallón de innovación seguro que no sale nada, pero la creatividad, el establecimiento de nuevas políticas, nuevos productos, mercados, es cosa de practicarlo como todo, os aseguro que la gestión del miedo mucho tiene que ver con esto.

Un pintor con una soga al cuello no puede crear, un escultor con una guillotina a punto de decapitarle no podrá crear, un actor a punto de ser atropellado de actuar. Pero los climas son creados, las políticas practicadas, las mentalidades cambiadas y os aseguro que lo podemos hacer........

Podemos pasar de la situación de confort de la empresa (empresa que no está haciendo nada por ser líder, que sigue con la monotonía, con los mismos productos, mismas políticas, etc.), a situación de liderazgo puede generarse. Ser líder es crear, tener empleados en otra dimensión de satisfacción es adelantarse, adaptarse e incluso mejorar la gama de productos es hacerse fuerte frente a un entorno hostil.

Dejemos de hablar de crisis y pongamos a CREAR y con ello me refiero a ir poco a poco abandonando la zona de confort, para dar paso a una verdadera revolución en la empresa, os aseguro que lo agradeceréis. Poneros a pensarlo y a transformar el talento en valor, ese es vuestro reto no lo dejéis escapar.

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.