Economia Real ®

Vender mas, ¿vender mejor?

Te puedes sentar con dueños de empresas, gerentes, personas con amplia experiencia en su sector, con amplios conocimientos técnicos, contactos para conseguir las mejores compras, los productos más excelentes o el aprovisionamiento más barato, gente en empresas de más de 100 años ( evidentemente, si han durando tanto será que han hecho las cosas bien) , …etc. Y………..

Todos ellos te dirán lo mismo, si no has encontrado a alguien que consiga generar las ventas necesarias, al volumen y al precio necesario para poder mantener la estructura de costes, la empresa no será sostenible en el tiempo.


Refinando un poco más las estrategias, podemos reenfocar las estrategias, acompasar activos y recursos a nuestras necesidades, implantar nuevos métodos traídos de otros sectores, mercados, ..etc, cambiar la distribución, buscar nuevos canales…..

Pero, aún teniendo todas esas herramientas, todos los estudios, los números (bien calculados), los medios….. En definitiva, habiendo incurrido en grandes gastos, con nuevos medios, si las personas de nuestras organizaciones no están alineadas…. Poco podemos hacer.

Vender más no es vender mejor. Gastar más no es gastar mejor. Empleando menos podemos obtener mejores resultados. ¿Cómo? Empezando por las personas. La venta empieza en la actitud de la gente. ¡Ojo!, sin la “p”, con la “c”. Pero no sólo pensando sólo en vender, sino en agradar, en mantener lazos, en demostrar a los proveedores y clientes (externos e internos, nunca me cansaré de repetirlo ) de nuestra empresa que nos importan, ellos y sus circunstancias.

En definitiva, vender ya no es más aquello de :-“Firme aquí”… Y luego:- “Si te he visto antes, no me acuerdo”. No es sostenible sin dudarlo. Vender tampoco es un arte, en el que tengo que demostrar una realidad deformada o demostrar algo que no soy o una especificación que mi producto no tiene.

La realidad en esta época en la que cada vez es más fácil ser transparente (daros cuenta que no digo que es más difícil esconder las cosas), hace que tengamos que cooperar cuando hagamos un negocio. Y a nadie se le escapa que la venta debe de ser un negocio para ambos ¿verdad?

Por eso, como digo, vender es una actitud, si me apuran una pose ante la vida, una forma de actuar dentro y fuera de la firma, con todos los que forman parte directa, indirecta o colateralmente de la red o redes que entretejen y se entretejen con nosotros y nuestras organizaciones.

¿Simple, no? Pues sí, es simple. Pero….fácil.. no. Si fuese fácil todos haríamos muchos más negocios, y cada día es más difícil cerrar buenos tratos, llevar a cabo operaciones… Le echamos la culpa a la crisis a veces, a la competencia del mercado, a las regulaciones, a los cambios en los usos de los consumidores….

Correcto, acepto que todos estos puntos afectan a nuestros negocios, pero no son determinantes, la determinación está dentro de uno mismo. Os invito a que busquemos dentro de nosotros.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.